TE VERDE PARA DOLOR DE OÍDOS.



Cualquiera que haya sufrido una infección de oídos, con su correspondiente dolor punzante, sabrá que este es uno de los más fuertes, intensos e insoportables. Además, estas infecciones suelen producirse en verano, cuando salimos de la piscina, del río o mar y no nos secamos adecuadamente. Un remedio casero para el dolor de oídos consiste en la utilización del té verde. 

El té verde contiene gran cantidad de flavonoides, un antiinflamatorio natural muy potente que reducirá el dolor desde el primer momento, aunque quizá no todo el alivio será notorio. Por otra parte, hay que recordar que el té verde es rico en taninos, un antiséptico que en contacto con la parte de oído infectada, limpiará la zona del agente patógeno.

El modo de empleo es sencillo. Simplemente preparamos una infusión y con un bastoncillo de las orejas, y una vez empapada los algodones, introduciremos delicadamente en el interior de la oído. Lo ideal es que la infusión este tibia, un poquito calentita en todo caso. Además, debemos ladear la cabeza para que las gotas de té verde que se desprendan del algodón penetren en el oído. Mantenemos la posición 1 minuto y luego ladeamos la cabeza para desprenderse del líquido (té verde) sobrante.


ACNÉ, GRANOS Y TÉ VERDE.

El té verde es un desengrasante por excelencia, gracias a su composición química el té puede usarse para eliminar la grasa de nuestro cuerpo, bien tomándolo y expulsando a través del riñón o aplicándolo sobre la piel y desengrasar cutis grasos además de producir cierto efecto astringente. 

Además añadir que se ha comprobado que el té verde tiene un efecto regulador sobre los niveles hormonales, ideal pues para regular los vaivenes hormonales que se dan durante la pubertad y que son la causa del acné.

Tomar un té diario. 
Tomar un té al día ayuda a disolver la grasa corporal es por eso que se suele incluir en dietas adelgazantes y desengrasante. Es adecuado tomar en después de una comida copiosa. Es tan eficaz que en la antigua china se utilizaba agua con té verde para la limpieza y desengrasar los platos manchados.

Aplicar té verde sobre un grano.
El té, no solo es desengrasante, sino además astringente. Esto quiere decir que reduce la inflamación de los tejidos, ideal si se aplica sobre los granos y acné. Además, tiene la capacidad de desinfectar la zona donde se aplica.
Podemos aplicar directamente sobre el grano una bolsita de té verde humedecida. O preparar una mezcla de té verde con un poco de levadura. Se coloca sobre el grano con un algodón o bastoncillo hasta que se seque.

TE Y CÁNCER EN EL SISTEMA DIGESTIVO.


La gran cantidad de polifenoles y las catequinas,de los antioxidantes propios del té, sabemos que juegan un papel muy importante en la prevención y lucha de células cancerosas como hemos visto en otras entradas.
Se ha comprobado que el té verde reduce el riesgo de que se desarrollen algunos cánceres como el de colon, el de estómago o el de esófago.
Sarah Nechuta directora de la investigación llevada en la Universidad de Vanderbilt (Estados Unidos)   afirmó que "El riesgo cayó 27% en todos los tipos de cáncer del sistema digestivo, en las mujeres que tomaron regularmente té verde durante al menos 20 años. En el caso del cáncer de colon, el peligro fue 29% menor en las personas que habían consumido esta infusión durante muchos años".
Además Sara Nechuta también comprobó que tomar té verde, 3 veces a la semana durante 6 meses reduce el riesgo de desarrollar un cáncer en el sistema digestivo del 17%.
El estudio examinó a 75.000 voluntarias de diferentes edades, frecuencias con las que tomaban té, qué tipo de té, la dieta y la actividad física realizada.

Nechuta considera que la protección que ejerce el té verde se debe a la alta concentración de catequinas, unos compuestos naturales que tienen propiedades antioxidantes y protegen la integridad del ADN.

Más sobre el té y el cáncer de colon.

TÉ VERDE Y BELLEZA.


Seguramente os habréis fijado que las mujeres orientales tienen en general menos arrugas y permanecen más tiempo con un aspecto joven que las mujeres occidentales. Por muchas cremas y potingues que nos pongamos, en general nunca tendremos un cutis mejor que el de las mujeres y hombres orientales. Si bien es cierto que decir que es únicamente gracias al té verde sería sobrevalorarlo, este ha tenido una cierta incidencia, y nos ofrece varios motivos que tenemos que valorar si queremos mantenernos más tiempo jóvenes tanto por dentro como por fuera.

LOS ANTIOXIDANTES.
Los antioxidantes, la gran cantidad de polifenoles que contiene el té verde, van a impedir que las células del cuerpo envejezcan de forma rápida. Ya que la oxidación de las células, a causa de los radicales libres es la causa principal del deterioro celular.

DIURÉTICO
Al ser un potente diurético, ayuda a eliminar las toxinas y que estas se queden almacenadas en nuestro cuerpo. También favorece la eliminación de grasa y de colesterol "malo".

ASTRINGENTE
Una característica que favorecerá la eliminación de acné y la prevención en la aparición de granitos.

FAVORECE LA CIRCULACIÓN SANGUÍNEA
Esto ya de por sí trae varios beneficios, pero en concreto en el tema de la belleza, esta propiedad evitará que aparezcan varices, esas marcas venosas tan antiestéticas que pueden aparecer sobre todo en las piernas pero que también aparecen en las mejillas y otras partes de algunas personas.

SALUD BUCAL.
La primera digestión se hace en la boca, y la imagen que ofrece la dentadura e incluso el aliento nos enseña como es una persona. El té elimina las bacterias de la boca y por tanto el mal aliento, también reduce pues la posibilidad de una infección o caries.

PROTECTOR DE LA PIEL
No solo es un protector para la piel, para evitar las quemaduras y el daño que hace el sol sobre nuestra piel, sino también contra cosas más importantes como el propio cáncer de piel

CAÍDA DE CABELLO.
Se ha comprobado que el té verde es un protector frente a la caídas del pelo ya que estimula los folículos pilosos.

En fin, hay más beneficios relacionados con la salud, en el blog hemos visto algunos, pero para sentirse bien y más tiempo joven, no basta con tomar té (seamos realistas). De nada sirve beber dos tazas de té y luego enborracharse, comer mucha carne y azucares y no mantener una vida sedentaria.... todo está relacionado, aunque por algo se empieza.

NEUROGÉNESIS Y TÉ VERDE.


Del nombre neurogénesis podemos sacar en claro (sin saber de medicina) que su significado está relacionado con la creación de neuronas. La neurogénesis es la capacidad de que tiene el cerebro de crear neuronas. Una capacidad que con el tiempo va disminuyendo con la llegada de la vejez y por tanto disminuye también la capacidad de aprender. Además, la neurogénesis se asocia con problemas tan graves como el Alzheimer, la demencia senil o depresión.

Existen algunas formas de inducir a la creación de neuronas, tales como la relajación, la meditación, reducción de alimentos calóricos, y ahora también el té verde.

Un estudio realizado en China en 2012 comprobó que la química del té verde fomentaba la creación de nuevas neuronas. Yun Bai, el director del estudio, centró la atención en EGCG (epigallocatechin-3 gallate), un polifenol que encontramos en gran cantidad en el té, pero sobre todo en el té verde.

El equipo descubrió que el EGCG incrementa la producción de células progenitoras neuronales que, al igual a las células madre pueden adaptarse o diferenciarse (convertirse) en varios tipos de células.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...